Preescolar | Academia Victoria

Preescolar

Nos ocupamos de que su primera experiencia fuera del ámbito familiar los niños aprendan en un ambiente alegre y estimulante, haciendo de la escuela un lugar divertido, provocando situaciones donde brote la motivación espontánea, dando un carácter lúdico a cualquier actividad y creando un clima constructivo.

Nuestro programa bilingüe para esta sección esta diseñado para  desarrollar habilidades de socialización, expresión creativa, lenguaje, pre-lectura y destreza motora. Proponemos un modelo innovador de educación para niños y niñas con el objetivo de promover su crecimiento físico, intelectual, emocional y espiritual.

Conocen el medio físico y social, adquieren una mayor autonomía personal y amplían su vocabulario, resuelven, de forma entusiasta  tareas que requiere su participación activa. Trabajamos en una amplia propuesta de actividades individuales y de grupo, en las que los niños y niñas podrán desarrollar sus capacidades de manipular, explorar, observar, experimentar, construir…, para aplicar y resolver tareas sencillas o problemas de la vida cotidiana.

Una gran cantidad de actividades de grupo favorece a que los niños y niñas aprendan comportamientos y normas, así como a compartir, a respetar, y participar.

Establecen relaciones sociales en un ámbito cada vez más amplio, aprendiendo a articular progresivamente los propios intereses, puntos de vista y aportaciones con los de los demás.

Uno de los objetivos básicos de nuestra enseñanza es el de formar conciencias críticas, personas capaces de pensar por sí mismas, y esta tarea, al contrario de lo que tradicionalmente se ha pensado, debe comenzar a llevarse a cabo desde las edades más tempranas, pues sabemos que una correcta actuación pedagógica en estos niveles, permitirá dotar a los estudiantes del fundamento principal para su posterior aprendizaje y desenvolvimiento funcional en la sociedad.

Desarrollamos continuamente actitudes de compañerismo, de respeto y ayuda a los demás, de orden y limpieza, de uso del diálogo, de rechazo a la violencia y a la agresividad, de cuidado de los bienes naturales, fomentando un estilo de vida y comportamiento cotidiano, como aceptación de esos valores que la sociedad necesita y establece como positivos para su buen funcionamiento.